Saltar al contenido

Fortalece el interior de los muslos

adelgazar y fortalecer el interior de los muslos

Trabajar la musculatura del cuerpo es fundamental para gozar de una buena forma física y eso se nota, por ejemplo, a la hora de practicar actividades como correr. Entre otras cosas, porque sirve para prevenir lesiones.

Esto ocurre con las extremidades inferiores, entre ellas los muslos. No nos centramos en la cuestión estética de lo que significa mostrar flácido y celulitis, no estamos aquí para juzgar a nadie y no anteponemos los cánones de belleza a la libre elección o la salud. Tener las piernas fuertes, además de la prevención, sirve para mejorar el rendimiento en la actividad física .

Concretamente, cuando estás corriendo, debes centrarte en las articulaciones del tobillo, rodilla y cadera, que reciben el impacto del paso. Pero fortalecer las piernas aporta importantes beneficios Favorecen las nalgas y la espalda, mejoran la circulación sanguínea, la movilidad articular y ganan ligereza y fuerza. .

Ejercicios para fortalecer los muslos

Aunque muchos especialistas recomiendan el entrenamiento en circuito para el equilibrio, centrémonos primero en el interior de los muslos. Ofrecemos una mesa centrada en esta parte del cuerpo, que contiene ejercicios sencillos que se pueden realizar en casa.

Lo ideal sería dedicar unos 30 segundos a cada ejercicio y no descansar, puesto que se trata de una rutina rápida. . Cuando haya terminado con una pierna, debe reposicionarse para colocar la otra debajo, y haga lo mismo. Así, en los cinco minutos que ofrece ofrece piernas fuertes y bien entrenadas.

Es recomendable que los ejercicios sean multiarticulares , rodilla y cadera o rodilla y tobillo, según el grupo de músculos utilizado. Los ejercicios efectivos son aquellos que combinan distintos planes de movimiento, hacia delante, lateral o rotacional . En cada caso, se recomienda tener una amplitud de movimiento suficiente, así como cierta velocidad, en función del ejercicio.

A pesar de lo que se puede deducir de esta lectura, no deberían ser ejercicios muy complicados, sino sencillos, ejercicios con múltiples variaciones , como los que hemos visto más arriba. En ellas vemos que se aplica mucha fuerza primero en una pierna y después en la otra, por lo que es aconsejable entrenar las piernas de una en una. Y es que este sistema ofrece muchas posibilidades, tanto a quienes se están preparando como a quienes están en formación en rehabilitación.

En determinadas circunstancias, es más aconsejable seguir las rutinas por separado que optar por el trabajo conjunto que ofrecen ejercicios como las sentadillas , porque cargan mucho la columna (a veces en exceso, aún más si hablamos de sentadillas con peso) y no siempre son igualmente recomendables para todas las disciplinas deportivas.

En cuanto a la frecuencia de los entrenamientos, dependerá de tu forma física, de los objetivos que te hayas propuesto, del tiempo disponible, de las limitaciones físicas o de la necesidad de descanso y recuperación, capítulos que también deben respetarse. Algunas personas optan por entrenar todos los grupos musculares tres veces por semana, haciendo un ejercicio por grupo de unas tres series .

Por otra parte, dividiéndose entre la parte superior e inferior del cuerpo, se pueden dedicar dos días de la semana a cada uno , con pausas intermedias, y realizar hasta dos ejercicios por grupo, entre series de unas 10 repeticiones. Esto dependerá, en todo caso, de la disciplina deportiva practicada, si la hubiere, puesto que en el caso de los corredores puede ser aconsejable entrenar más la parte superior del cuerpo que la inferior.

Por decidir, es mejor optar por el equilibrio y sobre todo observar y escuchar mucho el cuerpo. Si puedes contar con la ayuda de un mejor especialista, en el gimnasio o en el grupo de entrenamiento.