Saltar al contenido

Práctica de yoga: una guía para principiantes.

practicar yoga

Desde La Bolsa del Corredor empezamos a serie de artículos sobre la práctica del yoga con la intención de eliminar algunas dudas sobre esta disciplina milenaria y convencidos de que el yoga puede mejorar la calidad de vida tanto en los corredores, en los que centraremos un próximo artículo (puedes leerlo aquí), como en las personas que hacen yoga desde hace años una vida sedentaria.

Para ello contaremos con nuestra propia experiencia de practicar yoga durante años y también contamos con la ayuda y Supervisión de un profesor de yoga dinámico que nos asesorará a ambos en esta serie de artículos, así como la resolución de dudas que puedan surgir de su lectura.

¿Qué es el yoga?

Aunque la definición de yoga es bastante complicada, diferente según a quién nos dirigimos y mucho más si intentamos resumirla, podríamos definirla como una práctica o disciplina física, mental y espiritual , para muchos es una herramienta para mejorar el bienestar físico y mental, para otros el yoga representa un camino hacia la espiritualidad o la religiosidad. El origen del yoga se encuentra en la India, hacia 1700 a. El yoga J.-C. está vinculado a las prácticas de meditación hindú, budista y jainista y durante siglos ha evolucionado y ha dado lugar a diferentes corrientes y prácticas. La palabra yoga proviene de “yoga” en postura (asana) o secuencia de posturas (vinyasa-krama) debemos realizarla siempre según nuestras posibilidades. Practicar yoga no es una competición en la que gane quien se estira más o quien dura más en una postura, un error muy común en nuestros inicios. Practicar yoga es sobre todo una búsqueda personal.

símbolo de yoga ohm
posturas existentes en el yoga pero objetivos diferentes, algunos más espirituales otros más energéticos, etc que a su vez será viene en diferentes estilos según la escuela y el profesor con quien practicamos. La realidad es que para saber cuál se adapta mejor a nuestras necesidades o gustos, deberemos probar varias.

¿Cómo empezar a practicar yoga?

Respiración, posturas y secuencias: Estos tres pilares básicos Son los que aprenderemos a dominar con el tiempo para que nuestras prácticas ganen en fluidez y que perdamos la rigidez y las tensiones corporales innecesarias de nuestros primeros días como yoguis , como se llama comúnmente a los que practican yoga.

Las prácticas o clases de yoga, si nos fijamos en su intensidad, suelen ser de campana, pasando de menos a más y de vuelta a menor intensidad, ya que mantenemos el foco en nuestro cuerpo a través de la respiración. . Una práctica habitual debe empezar buscando la concentración necesaria a través de la “inmovilidad” para que una vez llegado al punto de ruptura con los pensamientos previos a la práctica, se alternen secuencias formadas por posturas básicas en las que se requerirá intensidad, fuerza , elasticidad. y el equilibrio, siempre acorde con nuestras capacidades, para terminar en forma de relajación mediante, una vez más, la inmovilidad.

Respiración (pranayama):

La respiración (pranaima), realizada por la nariz tanto en la exhalación como en la inspiración, es la hilo conductor que nos llevará a la concentración necesario mantener los pensamientos alejados de nuestra mente y que toda la práctica se concentre sólo en nuestro cuerpo y nuestra mente como uno.

Posturas básicas (asanas):

En el yoga y sus diferentes escuelas, las posturas (asanas) se utilizan como herramienta para conseguir la concentración. existir diferentes posturas y cada una implica diferentes grupos musculares y órganos internos . Cada postura o asana debe ser un motivo para que observemos y aprendamos sobre nuestro propio cuerpo, mente y cómo evolucionan mientras realizamos esta asana. La práctica del mismo debe ser progresiva, es necesario buscar la posibilidad de llegar a la posición, pero siempre sin forzar, yendo paso a paso y nunca por el dolor. Hay que recordar que la pLas posturas de yoga no son un fin en sí mismas, sino un medio para conseguir el bienestar físico y mental .

A continuación os dejamos una serie de posturas básicas (asanas) que se utilizan generalmente en la mayoría de los yogas mencionados anteriormente y que antes de empezar por otros más complicados de realizar, nos convendría reforzarlas. Junto con la fotografía de cada postura o asana, detallamos algunas consideraciones a tener en cuenta a la hora de realizarlas:

Sukhasana (pon fácil)

Bidalasana (postura del gato) Marjaryasana (postura de la vaca)

Setu Bandha Sarvangasana (Postura de medio puente)

posturas básicas de yoga, donde hemos descrito unas notas para su correcta ejecución e indicando las ventajas y contraindicaciones de cada una de ellas.

Secuencias básicas (vinyasa-krama):

Tan importante como las posturas o asanas es la transición entre ellas. Gracias a la respiración, el orden en el que realizamos cada una de las posturas determina en gran medida la eficacia o contraindicación de la práctica. Por este motivo, es necesario que al inicio de nuestra práctica de yoga, Buscamos personal formato que realmente se preocupe por nosotros , corrigiendo todo lo necesario y ayudándonos a conseguir la concentración que nos resistirá en estos primeros meses. En próximos artículos prepararemos secuencias concretas (activación o relajación) que he probado durante estos años de práctica del yoga y explicaremos cómo abordarlas correctamente y cuándo es más adecuado o aconsejable realizarlas.

Como ejemplo, os dejamos un vídeo de quizás la secuencia de yoga más conocida en Occidente, la Saludo al Sol (Surya Namaskar), donde puede ver algunas de las posturas (asanas) que detallamos en el punto anterior.


Esperamos que esta mini guía de yoga para principiantes haya sido útil. En los próximos artículos continuaremos explicando nuestra experiencia con el yoga y los errores más comunes al inicio de su práctica, mientras tanto tiene el apartado de comentarios para contarnos sus experiencias y compartirlas con un amigo. un +1 en tu red social favorita ;)

PreMarathon.com@PreMarathon